Otoño en Marte



El próximo mes de octubre será muy especial para quien os escribe. Primero, el jueves día 1 se estrena en las américas THE MARTIAN, la adaptación de la novela de Andy Weir dirigida por Ridley Scott —¡biendele!—, protagonizada por Matt Damon —¡biendele!— y escrita por Drew Goddard —¡biendele!—. ¿Qué? ¿Que quién es Drew Goddard? Nada, nadie importante, solo el creador de la serie de DAREDEVIL. El domingo 4 es mi cumpleaños. Este año me toca cumplir una cifra redonda —cosa que solo logro hacer más o menos cada diez años—, llego por fin a los 30, esa edad mágica en la que a los hombres se nos acaban de bajar los testículos hasta la altura de las rodillas. No podría estar más ilusionado ante la perspectiva de lo que me espera. Además, Ana y yo tenemos planeada ya nuestra escapadita al Festival de Sitges —si tenéis pensado ir y os encontráis con un tipo barbudo extremadamente atractivo saludadme. Y por último, en octubre llega algo que me hace especial ilusión. Por fin verá la luz PROYECTO MARTE, opera prima de LJ Salart. Empezaremos el mes en Marte y lo acabaremos de nuevo en el planeta rojo ¡¡¡FULL CIRCLE!!!

El PROYECTO MARTEleer avance aquí— es, a pesar de que su autor no sea anglosajón, una novela de ciencia ficción de gama alta, cosa que no es común encontrar en una primera novela. He tenido la fortuna de poder leerlo desde que era un relato episódico en el blog de su autor y os puedo prometer que LJ nos mostrará el planeta Marte como pocas veces lo hemos visto, poblado por personajes que respiran, aman y padecen. A pesar de tratar con escenarios muy localizados, el alcance de los sucesos que narra es universal. Además su presentación, el cómo juega con la multiplicidad de voces y la atemporalidad de las historias que lo pueblan, supone un soplo de aire fresco en un género patrio bastante apático y reacio —irónicamente— a sacudirse de encima convencionalismos. Pero lo realmente interesante de esta novela es que no solo está dirigida a los fans de la ciencia ficción, sino que tiene esa vocación transversal que tanta falta hace en estos tiempos para poder asomar la cabeza fuera del nicho del mundillo y atraer a lectores poco dados a acercarse al género. Tengo ya ganas de tenerlo en papel para poderlo disfrutar en su totalidad y del tirón.

El PROYECTO MARTE es además un nuevo miembro de la familia de EL ASTRONAUTA IMPOSIBLE, ya que LJ y yo queremos utilizar esta plataforma para poder sacar adelante nuestros proyectos con la libertad necesaria para poder disfrutar al máximo del proceso de creación. Esperamos poder compartir con vosotros las historias que nos apasionan.

Con todo, octubre se plantea como un mes que promete ser memorable. No sé vosotros, pero yo pasaré mi otoño visitando Marte —con escala en Sitges—, y perdiéndome entre sus dunas rojas y abismos rocosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario