Crónica de las FANCON FIGHTS



El pasado sábado tuvimos la oportunidad de participar en la FanCon de Barcelona gracias a la invitación de Javier Barroso. En un principio me propusieron a título personal presentar algún libro o dar una charla, pero en vez de eso se me ocurrió que por qué no hacer algo divertido y diferente. Con el recuerdo reciente del Festival de Fantasía de Fuenlabrada, y la decepción que me causaron las charlas a las que puede asistir, me propuse adaptar el formato de uno de mis vicios consentidos, las MOVIE FIGHTS del canal de youtube SCREEN JUNKIES. Para quien no esté familiarizado con este programa, cada semana invitan a tres personas relacionadas con el mundo del cine, desde críticos hasta profesionales de la industria, y los hacen debatir sobre varias preguntas. Los debates están siempre cargados de humor y si vuestro conocimiento de la lengua de Shakespeare os lo permite, os recomiendo encarecidamente que les echéis un vistazo.

Para poder llevar a cabo mi malvado plan, conté con la colaboración de algunas de las mentes más diabólicas que he tenido el honor de encontrarme a lo largo de mi vida. Primero Guillem Pérez, mi hermano de otra madre y una auténtica biblioteca con patas sobre cine, una de esas mentes privilegiadas que oscilan entre la genialidad pura y el perfil de un asesino en serie. El gran LJ Salart, autor de PROYECTO MARTE, se avino enseguida a mediar en el debate y ejercer de maestro de ceremonias. No hay nadie en este planeta (o en cualquier otro) más capacitado para tal hercúlea tarea, hasta el punto de que Javier lo fichó al momento para moderar otra de las charlas de la FanCon (así de pro es Lluís). Finalmente contamos con el fichaje de Joel Badia, director de cortometrajes, cofundador de la productora 666Sfx y programador de la sección de cine de la FanCon.


En vez de centrar los debates (o combates) en el mundo del cine, entre los cuatro decimos extender también las preguntas a tres ámbitos más de la subcultura; videojuegos, literatura y cómics. El funcionamiento de los debates era bastante directo. Después de una presentación inicial de la opción elegida por los tres luchadores (Guillem, Joel y un servidor), debíamos no solo argumentar la razón por la cual nuestra respuesta era la buena, sino también despedazar sin piedad la de los rivales. Al finalizar cada ronda, el maravilloso público asistente debía votar por quien hubiera logrado convencerles.

La primera pregunta sobre la que debatimos fue ¿Qué videojuego clásico merece un remake / actualización? Joel se apuntó la primera victoria con la elección del videojuego clásico Smash TV y un elogio apasionado del erotismo de la violencia. La segunda pregunta fue la de cine. Los tres defendimos la mejor peor película de nuestras vidas, nuestros placeres culpables personales. El ganador, gracias a Los siete magníficos del espacio (Battle Beyond the Stars), fue Guillem, seguramente la única persona capaz de venderle al público presente un remake de Los siete samuráis de Kurosawa hecha con cuatro duros y en la que se repite la misma explosión hasta cuatro veces sin ningún tipo de vergüenza. Mi oportunidad de llevarme una de las rondas llegó con la pregunta de literatura. ¿Qué saga reciente ha aportado más lectores a la literatura de la subcultura? Evidentemente la única respuesta posible era Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin, y si no estáis de acuerdo que os den, que os den a todos (dicho desde el respeto y el cariño). Mención aparte merece Guillem, por ser lo bastante valiente como para poner a prueba su masculinidad defendiendo Crepúsculo. Así llegamos empatados a la última pregunta, la relacionada con el mundo del cómic. En una batalla final DC contra Marvel, ¿quién ganaría? ¿La Liga de la justicia o los Vengadores? A pesar que Guillem y yo elegimos la opción más lógica, la JLA, por alguna razón el público decidió darle la victoria final a Joel y a los Vengadores. Solo me queda felicitar a Joel, a pesar de que todos sabemos que yo y solo yo hubiera sido el justo vencedor (¡La venganza será mía!).

Y así concluyeron las FANCON FIGHTS. Los cuatro disfrutamos como enanos con la actividad y, por sorprendente que pueda parecer, la respuesta del público fue excelente (hasta se lo pasaron bien, fíjate tú qué cosas). 


Mi más sincero agradecimiento a Javier y a los demás miembros de la organización de la FanCon, y a los voluntarios que nos hicieron sentir como en casa. Después de la experiencia agridulce del FFF han conseguido que vuelva a recuperar mi fe en que estas actividades y eventos funcionen en nuestro país al menos tan bien como funcionan fuera de nuestras fronteras. Solo con darse una vuelta por el recinto y ver la cantidad de actividades que se llevaron a cabo durante los tres días, era fácil apreciar el trabajo y pasión que le han puesto. Espero poder ir muchos más años y que la Fancon crezca. 





También agradecerles a mis compañeros de batalla que se sumaran a la actividad. Guillem, Lluís y Joel, os quiero como solo un hombre hetero puede querer a otro hombre, algo así como Sam y Frodo se quieren en El señor de los anillos, aunque siempre he pensado que durante el año y pico que les lleva ir desde La Comarca hasta Mordor, todas esas noches a la intemperie durmiendo el uno al lado del otro, pues hubiera sido normal se hubieran dado una alegría.

Un placer haber podido compartir esta experiencia con vosotros.

¡Hasta el próximo año!

2 comentarios: