Reglas básicas para no convertirte en un escritor amargado.

1. Elije siempre buenos colaboradores. Parece tan obvio, pero los mejores colaboradores son los que no están siempre de acuerdo contigo. Significa que son apasionados, que tienen opiniones y solamente te dirán que sí si lo dicen en serio. 

2. La confianza es esencial, pero el ego no lo es. 

3. No existe lo correcto y lo incorrecto, sólo lo interesante y lo menos interesante. 

4. Cuando se trabaja en un proyecto en grupo, esto significa que tienes otras imaginaciones presentes. Utilízalas. 

5. Aprende a aceptar la culpa de todo.

6. Las redes sociales están ahí para pasártelo bien y conectar con gente. Tus masturbaciones hazlas en privado.

7. Déjate sorprender por tus textos.

8. No tengas expectativas más allá de ser el mejor escritor que puedas ser. Lo demás es secundario.

9. Escribe. Si quieres realmente ser un buen escritor, te tienes que dejar las pelotas en ello, te tienes que apasionar (si tu no lo haces, nadie lo hará por ti), amar cada palabra y cada frase, volcarte en ellas por completo. Tal vez el resultado sea una mierda, tal vez sientas que deberías abandonar, pero tal vez, con tiempo y trabajo, acabarás encontrando algo bueno en tu camino. Escribe, las páginas que haga falta, 1.000, 10.000 100.000..., pero escribe. Lo demás son tonterías.

10. Acaba lo que empieces. Si empiezas a escribir un relato o un libro, en especial si es tu primer libro, es muy probable que acabe siendo una mierda. Ese riesgo hay que aceptarlo y amar tu texto más allá de toda lógica, a pesar de que sea una mierda. Y acabarlo siempre pase lo que pase. 

¡¡¡Consigue un ejemplar firmado de PANDORA DESPIERTA!!!


Si queréis un ejemplar firmado de PANDORA DESPIERTA lo tenéis muy fácil. Lo único que tenéis que hacer es mandarme un mensaje a través de Facebook, TwitterGoodreads, o al mail (maebase@gmail.com) con vuestro nombre, dirección postal y el método de pago de vuestra preferencia (transferencia bancaria o Paypal). El precio de cada ejemplar es de 10€ (gastos de envío incluidos SOLO para pedidos dentro de la península).

¡Miles de gracias por vuestro apoyo!

¡Ganadores del sorteo de tres ejemplares firmados de PANDORA DESPIERTA!

¡Felicidades a Ana Villena (Madrid), Eduardo Armada (Cádiz) y Abel Rodríguez (Pontevedra), que se llevan un ejemplar firmado de PANDORA DESPIERTA! 

Y muchas gracias a todos los que habéis participado, ojalá os pudiera enviar ejemplares a todos.

https://www.goodreads.com/giveaway/show/110575

GUARDIANES DE LA GALAXIA


Lo voy a decir por escrito y para que quede constancia: creo que Guardianes de la Galaxia es la adaptación más divertida y fiel a su material original que Marvel ha hecho hasta ahora, solo tal vez por debajo de Los Vengadores. Y a pesar de ello Guardianes... es menos una película basada en un cómic y más una gran aventura de ciencia ficción. Con un grupo de personajes imaginativo e impresionantes efectos especiales, estamos ante la mejor película de la temporada de blockbusters de este año.

Guardianes de la Galaxia es un viaje en montaña rusa. Está repleta de la magia del cine y de diálogos inteligentes. Los héroes son una verdadera banda de inadaptados y sin embargo desde el principio resulta fácil conectar con ellos, y es esa conexión con ellos lo que hace de Guardianes... algo especial. La parte de aventura espacial es efectiva y por momentos muy original, ofreciendo una gran cantidad de diseños alienígenas extraños y acción intergaláctica. Los efectos especiales son brutales, pero la película no se despega nunca de sus personajes, del patetismo de cada uno y sus personalidades, que son el motor de la narración, en especial durante el desarrollo de su amistad. Y es que la razón de su éxito no es otra que sus personajes. 

Chris Pratt clava el papel de chulo espacial irreflexivo y con gran corazón; un más que digno Han Solo para el siglo XXI. Zoe Saldana se ha establecido desde hace mucho tiempo como una actriz a la que la acción le sienta como un guante; puede ser sexy, divertida y patear culos todo a la vez. Dave Bautista es una verdadera sorpresa interpretando a un guerrero demasiado literal y sus líneas son algunas de las más divertidas de toda la película. Bradley Cooper hace del mapache parlante Rocket un personaje cínico, maníaco y joder, hasta trágico. Por último Groot, un árbol sensible con un vocabulario limitado, es el más inocente de todos los miembros del equipo. Entre ellos no solo hallamos humor y acción, sino también notas de tristeza, en especial el pasado de Rocket y su amistad con Groot, que resultan sorprendentemente conmovedoras (la intro con la madre de Star Lord a mí me dejó también algo de mal cuerpo). 



La película tiene sus problemas, sin duda. Las peleas son anodinas y genéricas (el enfrentamiento entre Gamora y Nebula no es digno de dos asesinos alterados genéticamente), las transiciones entre escenas son más burdas que las de La Guerra de las Galaxias y se trata de la peli de Marvel más autorreferencial hasta el momento. El malo de la función se llama Ronan el acusador como podría haberse llamado ‘malo al uso #237'. Y sin embargo tengo que reconocer que Marvel se sabe al dedillo el material que está tratando y lo que el público pide y espera de sus películas. Lo que quiero decir con esto es que, mientras que Warner Brothers / DC y Zack Snyder están tratando de convertir a sus superhéroes en personas traumatizadas y adictas a los antidepresivos para parecer más ‘serios’, Marvel no tiene miedo de zambullirse en la rareza del material original (solo hay que ver la paleta de colores que han utilizado y la escena en el bar donde se celebran combates entre ratas alienígenas borrachas). 

También soy consciente de que este tipo de cine no va dirigido a los que nos acercamos cada vez más o pasamos de los 30, de la misma forma que La Guerra de las Galaxias, por mucho que me guste volver a verla de vez en cuando, no iba dirigida a mi yo adulto en su momento. Cualquier niño que la vea no se sentirá manipulado por un producto prefabricado o se distraerá con los fallos que esta pueda tener. Tan sólo pensará que el mapache que habla es la polla y que el árbol raro mola y en ‘¿quién coño es Kevin Bacon?’ Es a ese niño o niña a quién pertenece Guardianes de la galaxia. Esta es la película con la que los niños de hoy van a estar dando el coñazo cuando se conviertan en adultos con barrigas cerveceras como nosotros. 


Es fácil olvidarlo ahora, pero el éxito de taquilla que ha tenido Guardianes de la galaxia ha pillado a muchos por sorpresa porque se trataba de un grupo de personajes cuyo reconocimiento es tan bajo, que incluso lo usan como gag dentro de la película. Este mismo éxito parece poner a la defensiva a cierto público que ven en las grandes franquicias de Hollywood la reencarnación del mal tratando de destruir el buen gusto de la humanidad. Y no, me niego a que todo se tenga que valorar bajo los estándares de ‘El Padrino’; divertirse no está prohibido (todavía) ni es algo de lo que avergonzarse. Os recomiendo verla en la pantalla grande, es una auténtica delicia, yo la vería una vez y otra... y otra. 

EL ASTRONAUTA IMPOSIBLE


Cuando por fin despierta, las cenizas de la última gran guerra todavía humean, vistiendo los cielos de luto. El aroma a carne carbonizada envuelve todo el planeta, acentuado por la lluvia nociva que lleva varias décadas castigando el valle de peñascos y cristales que una vez fue la capital del imperio. Las poderosas construcciones que se habían alzado aquí restan ahora dilapidadas en la memoria de unos pocos ancianos. Entre sus restos, aún se puede percibir el color azabache de la sangre seca. No es un escenario extraño ahora. La caída del imperio se logró no sin pagar a cambio grandes cantidades de muerte a lo largo de los tres continentes magnos del planeta. 


LA VOZ DE SU AMO


La conexión que se establece entre una mascota y su amo es profunda. Un dueño atento sabe interpretar cuando el comportamiento de su animal indica que alguna cosa no va bien. Stella lo sabía, por eso cuando su humano no se levantó aquella mañana de su cama como cada día para darle de comer, la perra entendió de inmediato que algo malo sucedía. 

ENEMIGO MIO


El Dr. Giricek, el experto enviado por la corporación, es un tipo obeso y grasiento. El arduo trabajo que le supone respirar hace que sude a mares, a pesar de que la baja gravedad del planetoide hace más fácil sobrellevar el peso extra que carga él. Me observa con desgana desde el otro lado de mi escritorio, con una mirada sutilmente más avisada que la de un viejo leonberger, incapaz de entender ni una sola palabra de lo que le digo. Tal vez siete años confinado en esta estación minera de mierda han hecho mella en mis habilidades sociales.


CARNE DE CAÑÓN


¡Este agujero de mierda humeante y dejado de la mano de Dios!

El soldado Guerau de Pascal jura y maldice mientras intenta limpiar su fusil utilizando la hoja de la bayoneta para quitar la suciedad acumulada en los rincones y grietas. Lleva media hora abstraído con la tarea, pero parece no conseguir que el arma presente un aspecto digno para la batalla. El estruendo de los cañones y los disparos no ha parado en todo el día, como si una tormenta seca se hubiera propuesto derribar cada edificio de Barcelona a puñetazos. Ante la falta de suministros, los soldados llevan semanas peleándose por obtener las mejores armas y él, siendo un simple chiquillo como sus superiores le recuerdan constantemente, se ha tenido que conformar con ese trasto viejo. A pesar de todo él está vivo para ver morir un día más y por eso sabe que ha de estar agradecido.

CONVERSIÓN


El corazón ya no le late y eso le pone nervioso. No se habría imaginado nunca como de vacío y desnudo se podría llegar a sentir sin el ritmo inconstante y pastoso de ese músculo tan frágil. Tiene los ojos bien abiertos pero se descubre incapaz de ver nada. Solo una negrura tan sólida que ni dios en todo su poder sería capaz de llegar hasta él. Ha caído sin ni siquiera tocar el suelo. Siente el cuerpo incierto, sus extremidades rígidas y pesadas son como anclas que le atrapan y sus pulmones, secos, son incapaces de reclamar ni un solo gramo de aire más. La sangre se le espesa en las venas, lo nota, y la tristeza de sentir la vida escurriéndosele entre los dedos de las manos es bastante como para hacer brotar lágrimas polvorientas de sus ojos negros.

¿CÓMO MATAR EL TIEMPO DURANTE EL APOCALIPSIS?


Relato incluido en la antología Show Me the Zombis. Descárgala gratis en: 

http://www.bubok.es/libros/230400/Show-Me-The-Zombies 

El aburrimiento es el virus más mortal que existe. Es el aburrimiento lo que nos impulsa a cometer estupideces. Es el aburrimiento lo que nos ha sacado a Sergio y a mí de aquel sótano asqueroso donde llevábamos semanas alimentándonos de comida enlatada y cagando en un rincón en la oscuridad. Y sobre todo es el aburrimiento lo que nos ha llevado a encadenar a un mordedor al soporte de una canasta de baloncesto en medio de un parque de Barcelona para jugar un partido de zombiball.

CUERPOS FRÍOS



Todos estamos hechos de rojo. Cada vez que explotamos, inundamos el mundo de rojo. Este pensamiento se repite cíclicamente en mi cabeza como una grabación rota. Mis sentidos se vuelven a ajustar a la realidad de uno en uno, muy lentamente, como los de un recién nacido. Tardo en entender lo que ha pasado. En aceptarlo.

EL SUEÑO DEL CLON


Me he vuelto a encontrar conmigo mismo hoy. Ha sido muy desagradable. Incluso más que las otras veces. Estábamos embutidos al final del autobús, muy cerca el uno del otro. No he sabido qué hacer, si continuar como si no lo hubiera visto o bajar en la primera parada y coger el siguiente bus. Pero nuestras miradas ya se habían encontrado y además, estoy harto de vivir con miedo de encontrármelo cada vez que salgo de casa. Barcelona también me pertenece, tengo derecho. O sea que me he limitado a sonreírle, embutir mis manos en los bolsillos y confiar en que el conductor se saltara un par de paradas para poder llegar antes a destino.